?

Log in

No account? Create an account

Previous Entry | Next Entry

362/366 : escenas finales

Tiene razón mi compadre Carlito cuando sospecha que esto aún no ha llegado a su fin: incluso cuando llueve a cántaros, y hace una noche de perros, y el viento arrecia, los semáforos no funcionan y parece el escenario adecuado no ya para el fin de este blog sino para El Final de Todas las Cosas, y por alguna extraña circularidad estoy, como cuando todo comenzó, sentado en la recepción de un hostal del barrio Gótico; incluso en ese caso, digo, tan propicio para que los títulos comiencen a deslizarse sobre la pantalla, y aún cuando otras situaciones absolutamente propicias para un cierre suspensivo se agregan –Ezequiel varado en el aeropuerto de Madrid, la chica que escribe infinitamente desde Dubai para intentar explicar el color del cielo, los papeles de las galletas de la suerte de ayer desparramados sobre la mesa sin que nadie recuerde ya cuál era el de cada uno, el piso de N. misteriosamente desvalijado durante su ausencia- lo cierto es que esto no acaba. Aún no.

 

Si la idea hubiese sido esa, hay dos o tres momentos que habrían sido incluso más propicios que éste: uno con el personaje yendo hacia el aeropuerto de Río, oyendo “Me tengo que ir”, de La Portuaria, o incluso ese otro, un domingo a la noche a mitad de camino entre Guayaquil y la playa de Ecuador, cuando se lo veía en la carretera, corriendo inútilmente detrás de lo que hasta hacía unos minutos había sido su bus, y que ahora se perdía, con todas sus cosas, en la cálida noche tropical.

 

Pero no: y hay que reconocer que tiene razón mi compadre Carlito, porque aunque sea tarde y se nos acaben los tragos, la verdad es que el boliche todavía no cierra.-

 


a.- 

 


Profile

cristobo
cristobo

Latest Month

March 2009
S M T W T F S
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    
Powered by LiveJournal.com
Designed by Jamison Wieser